¿Por qué cursar el Máster en Nutrición y Dietética Culinaria en Gastronomía ?

Es necesario, reflexionar, investigar y actuar para que Gastronomía y Nutrición puedan ir de la mano en el estilo de vida actual, con la mirada dirigida a la promoción de la salud y la prevención de importantes enfermedades crónicas que se asocian etiológicamente con una alimentación desequilibrada nutricionalmente (aunque, paradójicamente, muy placentera).

 

En la actualidad, la Universidad Complutense y el Instituto Superior apuestan por el sector de las ciencias gastronómicas que, serían un excelente complemento de formación para titulaciones como los grados de Nutrición Humana y Dietética, Ciencia y Tecnología de Alimentos y Farmacia y todo lo relacionado con los profesionales de la gastronomía y restauración. 

 

¿Por qué cursar el máster? Varias son las razones:

 

1. El estudio de la ciencia gastronómica se ha convertido en una excelente opción para el desarrollo profesional de muchos profesionales y personas que, procediendo de diferentes campos y grados universitarios comparten un interés y convencimiento común por lo que va as er el futuro en la nutrición.

 

2. La necesidad de adquirir una visión transdisciplinar e integradora de la alimentación, como fuente de salud, cultura y placer, que favorezca una mejor calidad de vida de la población. Es importante destacar que esta disciplina, en su práctica profesional, exige prestar especial atención a las tendencias del mercado y adaptar el producto a las necesidades del cliente, al mismo tiempo que se trabaja para mantener y difundir las tradiciones gastronómicas de cada población.

 

3. La Gastronomía cada día tiene más peso en nuestra sociedad actual; todo a nuestro alrededor se mueve en torno a ella.

La Gastronomía es cultura, tradición, territorio, entidad. Es una forma de vivir y de relacionarse con los demás y con la naturaleza. Comenzando por la alimentación infantil hasta los restaurantes de alta gama, a todos los niveles.

La Gastronomía no es una moda ni una tendencia; se ha convertido en una ciencia. Como tal, entre sus retos actuales están la lucha contra el hambre y la promoción de la salud de la población.

 

4. La Gastronomía es también una necesidad; la población demanda platos cada vez más saludables, con variedad, calidad y contenido nutricional suficiente para mantener un óptimo estado de salud y que le permitan al mismo tiempo preservar el valor placentero del comer.

 

La Gastronomía como fenómeno social ha irrumpido también con mucha fuerza en la última década, ejerciendo un papel imprescindible en ese hecho los medios de comunicación de nuestra era digital.

La labor formativa que los medios de comunicación pueden realizar en el campo de la dieta y la salud es indiscutible, adquiriendo un importante potencial educativo, informativo y formativo. Resulta clave trabajar desde la educación a todos los niveles y a todas las edades, en el empoderamiento de la población que le capacite convenientemente para gestionar su propia alimentación tanto en el

ambiente familiar como social.

 

5. El título propio de la Universidad Complutense de Madrid presenta la Gastronomía como motor de un turismo creciente y sostenible que ayuda al desarrollo de la economía (la gastronomía y la alimentación 5 aportan un 25% al PIB español). La gastronomía es un rasgo de autenticidad, es la cultura y tradición de una sociedad que quiere salir al mundo y mostrar cada detalle de sus gentes y su historia. Nos aporta una visión sobre la forma de vida y la evolución de una región, de un país. Trabajar en la búsqueda de nuevas iniciativas empresariales o educativas alrededor del Turismo Gastronómico, saludable y sostenible es otra de las muchas razones que nos motivan a plantear este máster.

 

6. Se considera de interés este máster también para la industria alimentaria en el contexto actual. El área agroalimentaria está inmersa en una situación de evolución constante, en el que las empresas deben mantenerse a la vanguardia del sector para poder ser competitivas.

Este máster ofrece herramientas estratégicas para la obtención de beneficios a largo plazo. Herramientas que permitirán aportar a sus clientes experiencias en vez de productos, y lo harán desde una posición responsable con la sociedad, favoreciendo la salud pública y la sostenibilidad.

 

7. Claustro de profesores, nivel de contenido del curso y la demanda social como fuente de empleo.

 

“El cliente ya no elige un producto o servicio sólo por la ecuación coste-beneficio, sino por la vivencia que ofrece antes de la compra y durante su consumo”

(Bern Schmit)

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Instituto Superior de Alta Dirección